FISCALÍA CON EL APOYO TÉCNICO DE LA AGENCIA NACIONALDEL ESPECTRO, DESMONTA EMISORAS ILEGALES QUE PONÍAN EN RIESGO LA SEGURIDAD AEREA Y EL FUNCIONAMIENTO DE LA TORRE DE CONTROL DEL AEROPUERTO DE CARTAGENA

 

Bogotá D.C., 23 de febrero de 2018.

 

La Fiscalía General de la Nación realizó diligencias de registro y allanamiento a seis inmuebles en Cartagena y Turbaco (Bolívar), en los que operaban emisoras radiales ilegales que, según los estudios técnicos de la Agencia Nacional del Espectro (ANE), interferían en la emisión de señales de la torre de control del aeropuerto internacional Rafael Núñez, en
Cartagena.

De acuerdo con los análisis, esta situación representaba un riesgo extremo para las operaciones aéreas, por lo que fueron desmontadas las emisoras clandestinas e inhabilitadas las antenas de transmisión durante los procedimientos judiciales Los procedimientos judiciales fueron coordinados por una fiscal del Eje Temático de Protección a la Propiedad
Intelectual, las Telecomunicaciones y los Bienes Culturales de la Nación, con el apoyo técnico de la ANE.


Los investigadores del CTI recuperaron información importante y 372 elementos materiales probatorios que permitirá identificar a los propietarios de las emisoras clandestinas, que no contaban con los permisos del Ministerio de Tecnologías de la Información y afectaban las comunicaciones entre la torre del control de la terminal aérea y las tripulaciones de los vuelos que llegan o salen de Cartagena y, en algunos casos, habrían bloqueado la emisión de
señales, según reporte de la Aeronáutica Civil.

En audiencia de legalización de allanamiento, la Fiscalía argumentó que los dueños de las estaciones radiales incurrirían en el delito de defraudación al sistema de comunicaciones. A través del Sistema Nacional de Monitoreo del Espectro Radioeléctrico de la ANE, entidad adscrita al Ministerio de Tecnologías de la Información, fue posible detectar las emisoras que hacían uso ilegal de las frecuencias 98.5 MHz, 100.3 MHz, 105.3 MHz, 99 MHz, 103.3 MHz y 101.1 MHz.

Desde el primer momento en el que fueron identificadas las irregularidades, la Agencia Nacional del Espectro tomó las acciones administrativas para ejercer la vigilancia y control del espectro. Vale la pena precisar que las sanciones por estos hechos ascenderían a los 11.000’000.000 (15 mil SMMLV) en el caso de personas jurídicas y 1.000’000.000 (2 mil
SMMLV) para personas naturales.