Se termina el año y llega la hora de mirar hacia atrás para hacer un balance. Los balances son buenos, son la primera instancia de la crítica, aunque quizá la autocrítica sea la crítica más fuerte y despiadada que se pueda recibir. Quizá por eso Katherine Pancol (escritora francesa) dice que “es más fácil apuntar a los demás que hacer autocrítica”. Al final, este proceso de reflexión nos deja muchas lecciones que podemos aprovechar para encontrar oportunidades de mejora y potenciar lo que venimos haciendo bien, para hacerlo mejor.

Queremos resumir los logros y retos de la gestión internacional de la ANE durante 2016 y compartir los planes para el 2017. Vale la pena decir en este punto que la estrategia internacional busca ser, por una parte, la vitrina que proyecte los logros, innovaciones y resultados del equipo de expertos que conforman la ANE, y por otra parte, fuente de información, un espejo en el que nos podemos mirar con otros reguladores del mundo para compartir nuestras experiencias y mejores prácticas y así hacer mejor nuestro trabajo del día a día y alimentar nuestra visión del futuro.

Siempre con esta visión en mente hemos cubierto una amplia variedad de especialidades y compromisos a nivel internacional.  En total ha sido 11 reuniones de los grupos de trabajo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el ente rector de las telecomunicaciones en el mundo encargado de producir documentos técnicos como manuales, recomendaciones e informes sobre las mejores prácticas para el uso, administración, del espectro y estado del arte del desarrollo de tecnologías de comunicaciones inalámbricas para todos los servicios de telecomunicaciones.

Iniciando el año estuvimos en la frontera con Ecuador realizando mediciones de comprobación del convenio que suscribimos en 2015, las cuales nos arrojaron valiosos insumos para entender mejor el comportamiento de las señales en las zonas fronterizas y para mejorar las dinámicas de trabajo con nuestros pares en los países vecinos.

También el gobierno Colombiano a través de la ANE recibió la que es considerada la mayor distinción para un regulador de espectro. La GSMA reconoció al país con el premio a las mejores políticas de gestión de espectro para banda ancha del mundo, el cual es resultado de varios años de trabajo con una visión prospectiva de la planeación de espectro para IMT y de los resultados obtenidos en la conferencia de mundial de radiocomunicaciones de 2015.

En Junio, en el marco del congreso latinoamericano de Telecomunicaciones, Organizado por la CAF y el IFT, la directora de la ANE fue invitada a un panel sobre la implementación de los resultados de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2015, en la que la participación de Colombia fue altamente valorada por todos los países de la región. Este panel tenía una característica adicional: estaba reservado para las mujeres más influyentes del sector TIC de las Américas.

Luego de los reconocimientos y las invitaciones viene la parte más difícil: mantener el ritmo. Mantener esa dinámica de influencia y liderazgo que hemos venido ganando en diferentes espacios. Continuar al frente de los temas de mayor interés en la región para seguir consolidando la imagen de Colombia en este sentido.

Al respecto la ANE fue designada como coordinadora para CITEL de los trabajos orientados a estudiar bandas de frecuencia para su identificación para uso por parte de 5G en 2019. Esta designación nos da un puesto en el grupo de dirección que llevará esta discusión a nivel mundial y que presentará los resultados sobre los estudios de las bandas de frecuencia para 5G ante la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019.

Aún hay  mucho que mejorar. Esperamos en 2017 poder participar en la Comisión de Estudio de la UIT, que trabaja el tema de campos electromagnéticos. De igual manera esperamos fortalecer nuestra participación en CITEL, un espacio clave para el posicionamiento de la ANE a nivel regional.

Esperamos también que más y más profesionales de la ANE se sumen a los trabajos de la preparación de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones que, aunque parece lejana en el tiempo (2019), requiere preparación por la cantidad de información que se maneja y por la especialidad de los temas.

Seguiremos trabajando de la mano de todas las entidades con quienes trabajamos, por eso los invitamos a que nos compartan sus ideas sobre cómo mejorar la gestión internacional y en general de la entidad.